Slider

Estética facial

Dentro de nuestros procedimientos te ofrecemos tratamientos de última generación, con varios años de experiencia en medicina estética y antienvejecimiento.

Hilos de PDO (Polidioxanona): Los hilos tensores son unos hilos finos utilizados en medicina estética para rejuvenecer el rostro. Se pueden aplicar tanto para eliminar las arrugas y la flaccidez facial, como para levantar las cejas o, incluso, para redefinir el óvalo de la cara y el contorno de la mandíbula. Además su uso frecuente como preventivo del envejecimiento.

Es un procedimiento mínimamente invasivo que se basa en la implantación de varios microhilos los cuales vienen de diferentes tipos y formas de material reabsorbible los cuales se ubican en diferentes lugares con diferentes direcciones y en otros puntos de la cara en forma de red. Esta red actúa como soporte de los tejidos provocando el efecto reafirmante instantáneo y favoreciendo la producción natural de colágeno.

Microneedling (microagujas): Procedimiento dermatológico mínimamente invasivo en el que se realizan múltiples micropunciones en la piel con un dispositivo que contiene microagujas y controla la profundidad de esas pequeñas punciones. Cuando penetramos 1,5 a 2,0mm, logramos estimular la producción de colágeno mejorando cicatrices, arrugas finas, dejando una piel más suave y con mejor tono.

Además, podemos aplicar sobre la piel ciertas sustancias (ácido hialurónico no reticulado, vitaminas, ácido tranexámico, plasma rico en plaquetas) para que penetren más profundo por los canales creados con el microneedling y así lograr el efecto que buscamos.

Uso de Fillers: Los fillers o rellenos faciales han supuesto toda una revolución en medicina estética. Se trata de productos elaborados a base de materiales biocompatibles que se encargan de proporcionar volumen a la cara y rellenar los huecos y surcos marcados por las arrugas. En algunos casos, como en el surco nasogeniano, los rellenos pueden dar incluso mejor resultado que un lifting facial.

Es una técnica mínimamente invasiva, por lo que el paciente puede reincorporarse de forma inmediata a su rutina cotidiana donde el componente más utilizado es el ácido hialuronico reticulado, plasma rico en plaquetas y toxina botulínica.

Los fillers faciales tienen una duración variable en función del material de relleno elegido. Lo normal es que duren de 6 meses a 2 años. Si el resultado no es el esperado y el relleno usado es temporal sus efectos desaparecerán en unos meses, recuperando el paciente la naturalidad de su rostro.

CONTACTO

Copyright© 2020 - Todos los derechos reservados

Desarrollado por: Toromejia